top of page

Conectá con tu luz


¿Cómo sería correr los velos de las críticas y de los juicios? ¿Cómo sería mirarnos con un amor incondicional? ¿Y a los demás? ¿Cómo sería este mundo si en vez de ver lo que falta viéramos lo que si hay? ¿Si en vez de compararnos y amoldarnos a sitios incómodos, ocuparamos nuestro lugar?


Cómo es arriba, es abajo y como es adentro, es afuera; dice una de las 7 leyes de universo. Cuando criticamos, así mismo sucede en nuestro interior. ¿Cómo hablas de otras personas? ¿Cómo te tratas a vos? La forma en que pensamos y hablamos es un fiel reflejo de con cuánto amor o desamor estamos viviendo.


Cada paso, conduce y asume una transformación. Trabajar en tu interior, sembrar las semillas del huerto de lo que deseas ver crecer y observar las malezas que dificultan su crecumiento. Volver al centro, al ser, a la chispa de vida que habita en la profundidad, allí donde hay puro amor y conexión con nuestra alma y el universo, con el silencio más dulce.


Aprender y reaprender a acompañarte, amarte, aceptarte. Tu luz es única y necesaria. Dice Gabor Maté, terapeuta experto en trauma, que la mayoría de nuesra insatisfacción viene de no ser nosotros mismos, no conocer nuestra verdadera naturaleza, ser alguien más de quien somos. No intentes dar lo que no tenes, ya que lo tenes es tan esencial.


Ayer soñé que mi poder y magia era encender luces y fuegos, y vengo sintiendo ese llamado hace tiempo, incluso está en la raíz y motivo de En Trama. Esa es mi luz y deseo que puedas conectar con la tuya a través de estas preguntas y reflexiones.


Cuando podamos correr esos velos y vernos con sinceridad y amor, podremos aceptar y fluir naturalmente, tal como lo hace un río caudaloso.


Mirar lo luminoso y bello, y que esa luz nos permita ver lo que es y lo que verdaderamente somos.

TE PROPONGO UN DESAFÍO: cada noche, por 7 días, preguntate: ¿en qué de lo que hice y viví hoy me sentí liviana y genuina? Ahí está tu señal.





¡Suscríbete! Recibe los artículos nuevos 

¡Ya te sumaste!

bottom of page